MY TRAVEL ESSENTIALS / IMPRESCINDIBLES PARA VIAJAR

14:40


Para algunos ya han pasado y otros ni siquiera las han tenido este año. Pero para mí... ¡Ya mismo llegan las vacaciones!


Esto significa hacer la maleta, pensar qué reglas hay ahora (por que sí, las van cambiando...) para el control de seguridad, saber qué meter en qué maleta, etc.

En mi caso, suelo hacer vuelos con escala, por lo que el tiempo entre vuelo y vuelo muchas veces condiciona la forma de llevar las cosas e incluso de vestir. Me explico:
Cuando tienes 40 o 45 minutos entre vuelo y vuelo es muy poco, creedme. Hacer escalas en algunos aeropuertos es hacer la maratón de tu vida y llegar por los pelos (no sería la primera vez que me llaman por megafonía mientras corro como loca buscando mi puerta de embarque).

Vamos al grano. En esta ocasión volaré con Swiss, una de las compañías aéreas que más me gustan. Entre otras cosas, porque te dan un pequeño chocolate suizo durante el vuelo... Ya está, me han ganado... 

Esta compañía tiene establecido que el equipaje que se puede meter en cabina es el siguiente:
Equipaje de mano: 1 maleta con tamaño máximo de 55cm x 40cm x 23cm y 8 kg de peso.
Artículo adicional: bolso de señora, bolso para ordenador portátil o cartera con bandolera con tamaño máximo 40cm x 30cm x 15cm
Hay más detalles, pero de momento esto es lo que aplico en mi caso.


En mis anteriores viajes he llevado un bolso muy pequeñito además del equipaje de mano, pero esta vez me he animado... En mi próximo viaje utilizaré esta mochila como "artículo adicional" siguiendo las medidas para el bolso, no se qué pasará así que deseadme suerte. Ya os contaré...
En este post me voy a centrar en enseñaros el contenido de este "artículo adicional".

El motivo de haber elegido esta mochila es que llevar equipaje de mano y un bolso a un lado es muy incómodo cuando tienes que correr por el aeropuerto. De esta forma (y llevando deportivas) espero que la carrera se me haga más fácil.


1. Pasaporte y tarjeta de embarque - Lo más indispensable de todo, así que tenía que ponerlo. Suelo ponerlo todo en una carpeta de plástico junto con reservas impresas de hoteles, mapas de metro o cualquier tipo de información que necesite tener a mano.


2. Tarjetero y monedero - Las carteras suelen ser demasiado grandes para mi gusto, así que suelo meter mis documentos de identidad, carnet de conducir y cualquier tipo de tarjeta (incluyendo mi tarjeta de visita) en este tarjetero de Ale-Hop. Tamibén utilizo un monedero muy pequeñito de Misako para las monedas, billetes y tickets de compra; tienes dos bolsillos delante y uno con cierre de cremallera detrás.

3. Libreta y bolígrado - Siempre me gusta llevar algo físico en lo que poder escribir o dibujar por si alguna idea me viene a la cabeza. Ya se sabe, la inspiración viene cuando menos te lo esperas (y si no que se lo pregunten a J.K.Rowling).


4. Teléfono móvil, tablet, iPod - Hay que aceptarlo: estos aparatos se nos hacen indispensables. Añadiría también un cargador portátil pero parece ser que en los últimos controles este dispositivo puede ser incluso confiscado... ¡Así que mejor prevenir que curar!
El móvil está claro que tiene que estar cerquita de nosotros: toca buscar conexión wi-fi en cuanto nos bajemos del avión para poder avisar a los nuestros de que estamos en tierra firme.
Una Tablet nos servirá para ver películas o series, leer, jugar a Plants VS Zombies, etc.
Y puede que esto os suene raro (¿Para qué llevarlo encima si ya llevo Tablet y móvil?), pero mi iPod Shuffle se viene conmigo... La cuestión es que a veces no me apetece tener todo de aparatejos por encima y mi iPod me deja incluso colgarlo de mi ropa... Para mi es perfecto para coger el sueño durante un vuelo de avión. Los cargadores los guardo en el equipaje de mano.
¡Ah! Y sobre todo, no os olvidéis de los auriculares...


5. Gafas de sol - Unas gafas de sol siempre van bien para cuando sales del avión y que no te ciegue el sol. También se pueden usar dentro del avión si quieres dormir, te molesta la luz y no tienes antifaz. Las de la foto son de Afflelou

6. Calcetines calentitos - Parece una tontería, o quizás os penséis que se me ha ido la cabeza con lo de los básicos... Pero si una cosa me pasa siempre en el avión es que mis pies se enfrían una barbaridad. Para cuando esto pasa, unos calcetines extras (ahora en verano, que solemos ir con sandalias) se agradecen.

7. Diccionario de bolsillo - A parte del inglés (que os animo a aprender y utilizar, porque os salvará de muchas situaciones y os dará muchas posibilidades en la vida) a veces hace falta un poquito más para comunicarse con las personas del lugar al que se va. Aunque he ido muchas veces a Serbia y he conseguido aprender el idioma lo suficiente para sobrevivir, nunca está de más tener la posibilidad de ojear el diccionario por si las moscas. Uno de bolsillo no nos ocupará mucho y nos podrá salvar de alguna situación complicada.


8. Neceser de plástico con cremallera: No es por las normas en cuanto a líquidos, ya que los evito bastante, pero me gusta separar las cosas de "higiente y primeros auxilios" en una bolsa dentro del bolso (lo de buscar a Wally dentro de la maleta no es lo mío). Si llevamos cremas o líquidos siempre recordad: 100ml por envase, 1L en total sumando los envases, todo metido en una bolsa hermética (o con cremallera). En esta fotografía el neceser de plástico no es totalmente cerrado, así que lo que hago es separar los envases que creo pueden "afectar" al control. Los meto en una bolsa hermética pequeña de Ikea que más tarde te puede servir también para guardar cualquier otra cosa.


Cositas que meto en el neceser de plástico:

Pastillero con medicamentos que pueda necesitar - En mi caso normalmente Biodramina con cafeína, Omeprazol para el estómago y alguna cosa más. No está de más llevar algo para el dolor de cabeza.

Crema hidratante para cara, cuerpo y manos - A veces se siente la piel muy seca en el avión o al bajarse de él, así que un poquito de crema ayuda.

Bálsamo labial - Más importante en invierno, pero sin duda algo que siempre llevo de viaje conmigo... Me muerdo demasiado los labios mientras espero el avión.

Toalletas húmedas desmaquillantes - Soy muy fan de Kiko, pero aunque ahora no hablemos de maquillaje, estas toalletas también son de allí. Para refrescarse un poquito antes de llegar al destino y no estar tan adormilados por el viaje en avión.

Compeed - No sobrevivo los veranos sin este milagro de la ciencia. Un roll-on para aplicar en los lugares donde puedes hacerte una rozadura con el zapato. A mi todo me roza, hasta las deportivas... Y esto me funciona de verdad.

Protector solar para zonas delicadas (factor 50) - Otro roll-on muy práctico para aplicar sobre todo en zonas de la cara que normalmente suelen quemarse. También perfecto para cuando llegamos a nuestro destino en verano y hace un sol de infarto.

Peine, gomas y horquillas - Despues de que nuestra cabeza haga la croqueta en el respaldo durante tanto rato, no nos viene mal pasarnos el peine un poco, o recoger el pelo... Según el caso. No ocupa nada así que merece la pena meterlo en la maleta.

Pañuelos y otras cosas para imprevistos - Pañuelos, tiritas, compresas... Nunca se sabe qué imprevisto podemos tener (vosotr(a)s ya me entendéis) así que estas pequeñas cosas no pueden faltar.


Pues bien, de momento ahí está la lista para mi "bolso" durante el viaje.
¡A la vuelta os explico la experiencia en avión y a ver qué tal resulta esta mochila y su contenido! 


También te puede gustar

0 comentarios

¡No te olvides de comentar!

RECOMENDADO POR