¿A QUIÉN DEBO INVITAR A MI BODA?

10:49

Esta es una de las preguntas más frecuentes a la hora de organizar una boda.




Durante la pasada semana estaba hablando con una amiga mía sobre esto, y me ha parecido una buena idea escribir mi opinión -y la de muchos- en el blog. Espero que os ayude un poco a la hora de decidir a qué personas invitar a vuestra boda.

1. No a las multitudes
Si sois una pareja con mucho don de gentes podría entenderlo, pero generalmente las multitudes vienen por parte de los padres. Los tiempos han cambiado y vuestros padres deben entender esto. Puede que no les guste, que no lo entiendan, pero debéis dejárselo claro: vosotros no tenéis por qué invitar a una persona que no veis desde hace 10 años, el contacto es nulo.No tenéis por qué invitar a amigos de vuestros padres que no tenéis ni idea de que existían, si quieren a esos invitados pueden celebrar sus bodas de plata o de oro, o casarse otra vez e invitarles.

2. Que no os importe quedar bien
Lo más importante de una boda no es quedar bien con vuestra familia, lo importante es que vosotros disfrutéis de vuestro día compartiendo vuestro amor con vuestros seres queridos.
Esto implica que no tenéis por qué obligaros a pasar un mal rato invitando a la típica tía que no soporta a vuestra pareja, al amigo pesado o al primo peleón. Hay mucho dinero invertido en este día especial, y sobre todo mucha, muchísima ilusión. ¿Merece la pena amargarnos el día por una persona y por quedar bien? Mi opinión es clara: no, no merece la pena.

3. Dejad clara vuestra decisión
Muchas veces es difícil plantarse -sí, hablamos de padres- y cerrar el tema de buenas. Nuestros padres, que tienen otro tipo de costumbres, siempre estarán preocupados por quedar bien con la familia e invitar a todo vecino que invitó años atrás. Bien, vamos  a intentar aclarar esto.
Lo primero: cuando se va a una boda como invitado, se paga regalo. Esto implica que al hacer tu regalo ya has devuelto el favor, no tienes por qué invitarles a la tuya si no quieres.
Lo segundo: la raza humana es curiosa, siempre estará a disgusto. Si les invitas a la boda, será un rollo porque tienen que gastar dinero en vestido, zapatos, bolso, y para colmo regalo. Si no les invitas a la boda, se enfadarán también por que les haces "un feo" y no les has invitado. Conclusión: haced lo que queráis, es vuestro día y vosotros sois los que tenéis que disfrutarlo en primer lugar.

Creo que estos tres puntos resumen mucho el tema invitados, pero espero que de algún modo os hayan ayudado. Personalmente he estado en bodas de mucha gente, y en bodas de poca, y para gustos los colores. Eso sí, si creéis que alguien sobra en la boda, ni os lo penséis. Repito: es vuestra boda, vuestro día, no merece la pena amargaros la existencia por un par de personas a las que no os apetece ver en un momento tan íntimo y especial!

También te puede gustar

0 comentarios

¡No te olvides de comentar!

RECOMENDADO POR